martes, 28 de febrero de 2017

Reseña "Kôt" - Rafael Ábalos


Título Original: Kôt
Autor: Rafael Ábalos
Editorial: Círculo de Lectores
Género: Thriller Juvenil, Sci-fi
Cubierta: Tapa Dura con Sobrecubierta
ISBN: 978-84-6722-740-6
Edición: 2008
Páginas: 580
Precio: 15.00€

Un e-mail que invita a un juego infinito... un hombre en una edad media que nunca existió... un crimen que anuncia un futuro inquietante...Tres historias aparentemente inconexas unidas por un tenebroso secreto que solo dos adolescentes podrán desvelas...y siempre la misma palabra: KÔT


He de admitir que con el libro que os traigo hoy, que es un libro que me dejo mi novio hace un par de semanas, he tenido muchísimos sentimientos encontrados y os voy a proceder a explicar el porqué.

Antes que nada, veremos que el libro está dividido en tres partes, tres partes que nos proporcionará tres versiones distintas de la historia, ya que, todas las versiones coinciden en una única trama, pero no sabemos como relacionarlas hasta ir avanzando con la historia.

Si es cierto que la trama tiene sus altos y sus bajos, el misterio que plantean es lo bastante interesante cómo para mantenerte enganchado al final, que para ser sinceros, es un final, simplemente, magistral.

A lo largo de la novela seguiremos el punto de vista de Kenneth Kogan un científico de la NASA, que a partir de la segunda parte, de las tres que está dividida el libro, dejará de aparecer, y en su lugar aparecerá Walter Stuck que será algo así como el malo malísimo de la historia, y poco a poco iremos averiguando el porqué de su actitud y su comportamiento.

También veremos la historia de dos chicos de unos dieciséis años, llamados Nicholas Kilby y Beth Hampton que son dos estudiantes de la prestigiosísima Escuela Experimental de Jovenes Astronautas, ya que se podría decir que son dos niños prodigio, esta historia, sin lugar a dudas para mi es la más interesante junto con la de Walter.

Y por último, seguiremos la investigación policial a través del detective Aldous Fowler y la teniente Taylor, he de admitir que esta parte me ha resultado la más tediosa de leer, porque casi no avanzaba nada hasta casi llegar al final de la novela.

En cada uno de los diferentes puntos de vista, viviremos la trama de manera diferente, con los agentes a través de una investigación de asesinatos en serie, con los chicos a través de un juego de enigmas infinitos y con el profesor y Walter a través de un viaje a la edad media.

No soy muy fan en la mayoría de ocasiones de que el autor vaya cambiando los puntos de vista dentro de una misma novela, y este caso no es la excepción, pero no porque la novela no lo necesite, sino por la manera que ha tenido el autor de plantearlo,

Me explico, cada capítulo, son de cuatro, cinco páginas a lo sumo, y después te cambian el punto de vista para explicarte algo, que hasta que no están todas las piezas unidas, no guarda prácticamente ninguna relación con el resto de puntos de vista a pesar de que pertenezcan a la misma trama. Puede, que la intención del autor, haya sido mantener la tensión, ya que los capítulos terminaban cuando te iba enganchando en la historia, cosa que me ha molestado bastante.

Otro punto en contra de la novela, es el uso excesivo de la reiteración que ha caracterizado la prosa de Ábalos, puesto que cada vez que hablaba algunos de los personajes o simplemente quería referirse a ellos, utilizaba su nombre completo casi en todas ocasiones, es decir la teniente Taylor tal, porque la teniente Taylor cual, y por eso la Teniente Taylor aquello... y así en un bucle infinito con casi todos los personajes.

A pesar de todo, la historia me ha parecido muy original y logra su objetivo que es mantener al lector enganchado a sus páginas, y el final eleva el listón varios puntos, porque, como ya he dicho anteriormente, es simplemente, espectacular.

Punto +: La historia, el misterio, los motivos ocultos y el final
Punto -: El uso abusivo de la reiteración, los capítulos tan cortos y Beth, porque no la he soportado.