jueves, 3 de enero de 2013

Citas #10




Contempla al maldito. 
 Julian de Macedonia. 
Apriétalo contra tu pecho y pronuncia su nombre tres veces 
cuando llegue la media noche bajo la luz de la luna llena. 
Él vendrá a ti, y hasta la siguiente luna, su cuerpo estará a tu disposición. 
Su único objetivo será complacerte, servirte. 
Saborearte. 
Entre sus brazos aprenderás el verdaderos significado de la palabra paraíso.


 Selena resopló.
"No se hace así. Tienes que decir su nombre tres veces"
"Esclavo sexual, esclavo sexual, esclavo sexual" 
Con los brazos en jarras. Selena le lanzó una mirada furiosa.
"Julian de Macedonia"
"Vaya, lo siento" 
... 
"Ven y alivia el dolor que siento  en la entrepierna, ¡Oh, gran Julian de Macedonia, Julian de Macedonia, Julian de Macedonia!" 
... 
 "¿Sabes? Es difícil pronunciarlo tan rápido tres veces seguidas"



"Venga, ¿Llegas bien a los pedales?"
"Me encantaría llegar hasta los tuyos..."
"¡Julian!"
  ... 
"¿Quieres concentrarte?" 
"De acuerdo, ya me estoy concentrando" 
"No me refería a que te concentraras en mis pechos" 
... 
"Ni ahí tampoco."
"Vale" 
... 
"El pedal que está a tu izquierda es el embrague; el del medio es el freno; y el de la derecha, el acelerador. ¿Te acuerdas de lo que te he explicado sobre ellos?"
"Sí"
"Bien. Ahora, lo primero que tienes que hacer es apretar el embrague y meter la marcha atrás"
...
"En serio, Grace. No deberías acariciar esa cosa de esa forma delante de mi. Es una crueldad por tu parte"
"¡Julian! ¿Te importaría prestar atención? Estoy intentando enseñarte a cambiar de marcha"
...
"Ojalá me cambiaras a mi las marchas del mismo modo"
...