martes, 23 de junio de 2015

Reseña "Nueve Reglas que Romper Para Conquistar a un Granuja" #1 Love by Numbers - Sarah MacLean


Love by Numbers 1/3
Título Original: Nine Rules to Break When Romancing a Rake
Autora: Sarah MacLean
Editorial: Versátil
Género: Romance Histórico
Cubierta: Tapa Blanda con Solapas
ISBN: 978-84-9292-944-3
Edición: 2011
Páginas: 432
Precio: 19.95€


Una de las reglas sociales más conocidas dice que una joven de buena familia nunca debería acudir a casa de un marqués de mala reputación y pedirle un beso apasionado. Sin embargo, para conquistar a este granuja, lady Carpurnia Hartwell deberá romper todas las reglas…. 

NUEVE REGLAS QUE ROMPER PARA CONQUISTAR A UN GRANUJA: 
1. Besar… apasionadamente. 
2. Fumar puros y beber alcohol. 
3. Montar a horcajadas. 
4. Practicar esgrima. 
5. Asistir a un duelo. 
6. Disparar una pistola. 
7. Jugar (en un club de caballeros). 
8. Bailar todos los bailes en una fiesta. 
9. Ser considerada hermosa. Una sola vez


Esta es otra de mis re-lecturas de este año, y como me quedé con mono de Sarah después de leer Amor con Amor se Paga, he querido volver a disfrutar de la historia de Callie y Gabriel, y aquí estoy, trayéndoos ahora la reseña.

Si hay algo de esta novela que me apasione con locura es Callie, nuestra protagonista femenina y es que se necesita mucho valor, para hacer lo que ella hace, sobre todo en esa época, así que he disfrutado enormemente de su compañía a lo largo de toda la historia.


"-Mi corazón es muy resistente, Ralston -Él asintió con la cabeza, aceptando su rendición-. Supongo que sabes que una chica de esa clase no conoce en absoluto el mundo en el que nos movemos nosotros.
-¿Qué quieres decir? -No pudo resistirse a preguntar.
-Que te pedirá amor, Ralston. Las jóvenes como ella siempre lo hacen.
-No me interesan los cuentos de hadas de esa chica, Nastasia. No significa nada para mí, solo va a ser la madrina de mi hermana.
-Quizás -dijo Nastasia pensativamente-. Pero ¿que significas tú para ella? -Como él no respondió, ella curvo los labios con ironía-. No te olvides de que el mejor asiento del teatro es el mío."

Calpurnia Hartwell: Es una joven solterona de veintiocho años que se ha quedado para vestir santos ya que no debuto en su temporada como se esperaba y ahora solo espera poder encontrar a alguien decente con quien formar una familia.
Gabriel St. John: Marqués de Ralston y uno de los libertinos más codiciados de todo Londres, contratara los servicios de lady Calpurnia para que prepare a su recién descubierta hermana en sociedad y haga de su madrina.

Nuestra historia comienza diez años atrás, cuando nuestra protagonista, Callie, acaba de debutar en sociedad y esta hundida en una absoluta depresión por no estar triunfando tanto, o algo, como llevaba soñando desde que era pequeña, hasta que cierto libertino se cruza en su camino y le dedica unas palabras que le darán los ánimos suficientes para seguir adelante con este paripe de bailes, fiestas, reuniones...

Diez años después, sigue estando sola en la vida, y es considerada una dama de reputación intachable por toda la Sociedad Londinense, ya que es el perfecto ejemplo de todo lo que una dama debería ser, hasta que un día se harta de ser tan respetada y decide tirarse a la aventura, al fin y al cabo si no ha encontrado el amor a estas alturas de la vida, ya es casi imposible encontrarlo.

Callie quiere poder sentir la libertad que poseen los hombres por derecho de nacimiento y para ello, no dudará en entrometer a su doncella Anna, a su hermano Benedick y al mismísimo marqués de Ralston para lorgrarlo. Con su ayuda y apoyo, irá completando lentamente, todos y cada uno de los puntos de una lista que elaboró en una noche de locura.

"-Barón de Oxford -dijo con firmeza-, quiero regresar. Ya. Esto está resultando muy inapropiado.
-No pensarás eso cuando oigas lo que tengo que decirte -respondió él-. Para que veas... -se interrumpió, haciendo una grandilocuente pausa-, te ofrezco la oportunidad de ser mi baronesa.
Callie arqueó las cejas rápidamente al oírle.
Oxford notó la sorpresa de la joven y lo volvió a intentar, en esta ocasión como si fuera una niña.
-Te ofrezco la oportunidad de casarte. Conmigo.
'Ay, Dios bendito, ¿es que no quedaba ningún hombre en Londres con una pizca de romanticismo cuando se trataba de hacer proposiciones de matrimonio?"

Gracias a la lista, Callie, tendrá la oportunidad de acercarse a Ralston y entablar, con él, una amistad, ella siempre ha estado enamorada de él. Él no cree en el amor, por la relación que vivieron sus padres. Callie intentará con todas sus fuerzas derribar las barreras que Gabriel tiene erguidas alrededor de su corazón, pero no sabe si será algo posible.

Como es natural, el libro os lo recomiendo encarecidamente, ya que es un libro con el que te reirás un montón gracias a las locuras de nuestra protagonista y con el que disfrutarás muchísimo de esos personajes secundarios que van apareciendo de manera intermitente a lo largo de la historia, desde luego, mis favoritos son Nick y Benedick.

Si andáis en busca y captura de algún libro de romance histórico que no sea el típico de este género, sin lugar a dudas este libro satisfará todas vuestras expectativas, y os hará anhelar más.

Punto +: Callie, Benedick, Nick, Marianna, sin duda esa lista de locura que trae a todos de cabeza y el fantástico estilo de la autora, que te enganchará de manera automática a la historia.
Punto -: Algunos trazos de la personalidad de Callie, y no sé porque Gabriel no me acaba de convencer...


Sarah MacLean (1978) nació en Lincoln, Rhode Island, de padre italiano y madre británica, obsesionada con la novela romántica histórica y lamentando el hecho de haber nacido mucho tiempo después de poder participar en el debut de la temporada.

Su amor por la historia la impulsó a licenciarse en el Smith College y en Harvard University, antes de decidirse, por fin, a coger pluma y papel y escribir.

Su primera novela romántica, Nine rules to break when romancing a rake (2010), debutó en la lista de bestsellers del New York Times, donde permaneció durante cuatro semanas.  Sarah vive ahora en la ciudad de New York con su marido.