martes, 26 de mayo de 2015

Reseña "El Mar de la Tranquilidad" - Katja Millay


Agradecimientos a Plataforma Neo
Título Original: The Sea of Tranquility
Autora: Katja Millay
Editorial: Plataforma Neo
Género: Romance Juvenil
Cubierta: Tapa Blanda con Solapas
ISBN: 978-84-1625-684-6
Edición: 2015
Páginas: 456
Precio: 17.90€


La antigua prodigio del piano Nastya Kashnikov quiere dos cosas: terminar la escuela secundaria sin que nadie conozca su pasado y conseguir que el chico que le arrebató todo -su identidad, su espíritu, sus ganas de vivir- pague por lo que hizo.

La historia de Josh Bennett no es ningún secreto. Cada persona que ha amado ha sido arrancada de su vida, y a los diecisiete años no le queda nadie. Ahora lo único que quiere es estar solo. Y parece que la gente comprende que no necesita compañía. Todos excepto Nastya, la misteriosa chica nueva del instituto, que poco a poco irá acercándose a él. 

Pero cuanto más llega a conocerla, mayor es el enigma. A medida que su relación se intensifica, las preguntas sin respuesta empiezan a acumularse y él comienza a preguntarse si alguna vez conocerá los secretos que Nastya ha estado ocultando, o incluso si quiere saberlos.


Lo cierto es que no esperaba gran cosa de este libro, ya que al tener tan buenas críticas en la blogosfera, temía que después acabará decepcionándome, pero lo cierto es que no ha sido así en  lo absoluto.

El Mar de la Tranquilidad ha sido un respiro en cuanto a la novela juvenil romántica se refiere, ya que no es el típico libro que suelas encontrar fácilmente en las librerías, ni nos cuenta la misma y repetitiva historia cambiando de escenarios y personajes, por lo tanto, esta novela es un soplo de aire fresco para los amantes de este género.

"Levanto una mano para apartarme el pelo de los ojos, para poder mirar a mi alrededor y tratar de averiguar qué demonios está pasando. Las únicas tres cosas que sé con certeza que sucedieron anoche son: uno, que unos pequeños elfos treparon por mi cuerpo y me enredaron el pelo en una masa de nudos; dos, que debo de haber dormido con la boca abierta, porque algo se ha metido dentro y ha muerto, y tres, que me absorbió un vórtice que me llevó hasta algún mundo animado donde me tiraron un yunque sobre la cabeza."

Nastya Kashnikov: Nastya, no habla desde hace más de un año, desde el día en el que recordó toda la tragedia que le sucedió cuando tenía quince años, desde entonces, trata de no socializar mucho con la gente y pasar tan desapercibida como pueda. Hasta que un día, en el nuevo instituto conoce a un chico que parece tener un campo de fuerza a su alrededor ya que nadie le habla, a partir de ese momento, intentará combatir con sus ganas de romper su voto de silencio.
Josh Bennett: Cuando tenía ocho años, perdió a su madre y a su hermana en un terrible accidente del coche, desde entonces tiene miedo de encariñarse de alguien, porque todo aquel que se gana su afecto, acaba abandonándolo de una forma u otra, lo único que le da fuerzas para seguir adelante es esas horas que se pasa en su garaje construyendo cualquier cosa, ya sean sillas, mesas, estanterías...
Drew Leighton: Es el chico más popular del instituto, el más casanovas y el mejor amigo de Josh, desde que Nastya llega al colegio muestra un interés en ella que poco a poco se va transformando en una preciosa amistad, él encontrará consuelo y apoyo en ella y ella encontrará una evasión de todo lo que odia en el mundo.

A medida que va avanzando la historia, vemos como Nastya se va abriendo, muy, pero que muy poco a poco con Josh, ya que encuentra atractivo y relajante lo que él es capaz de hacer con sus manos en su garaje, creando esos muebles tan bonitos y tan perfectamente estructurados, ella jamás sería capaz de hacer algo como eso, aunque tuviera las dos manos como nuevas, por lo tanto encuentra fascinante el hecho de pasarse las horas mirando como Josh trabaja en su garaje.

Mientras pasan las páginas Josh nos cuenta las tragedias que ha vivido e intenta que Nastya le explique que es eso que la hace tan oscura, pero ella no esta preparada para dar respuestas a nadie sobre lo que sucedió, aunque no es algo que tenga a Josh en un sin vivir, él intentará hacer feliz a Nastya como pueda y poco a poco va naciendo una bonita relación de amor.

"-...¿Quieres que lo diga otra vez? Eres distrayentemente guapa, incluso aunque esa no sea una palabra de verdad. Eres tan guapa que acosé a Clay Whitaker para que me hiciera un dibujo de ti para poder mirarte cuando no estés. Eres tan guapa que uno de estos días voy a perder un dedo en el garaje, porque no puedo concentrarme teniéndote tan cerca. Eres tan guapa que me gustaría que no lo fueras para no tener ganas de pegar a cada chico del instituto que te mira, especialmente a mi mejor amigo. ... ¿Más? Puedo continuar."

La mayor parte del libro te la pasas en tensión, deseando saber que es lo que le habrá pasado a Nastya para que ahora actúe de esta manera y cuando lo descubres, es algo que te impresiona, pero podría haber sido algo peor, es decir, no sé el revuelo de lágrimas que saca este libro porque tampoco es para tanto... Que sí, que es duro, pero que vamos....

Eso sí, la parte final con el re-encuentro, la vuelta a Brighton.... es algo que si que estuvo a punto de sacarme la lagrimilla. En definitiva, El Mar de la Tranquilidad es una novela fresca y cautivadora que te atrapará de principio a final por su ligereza y su frescura.

Punto +: La relación entre Josh y Nastya, la manera de narrar de la autora, Drew y la historia en general.
Punto -: Lo que le cuesta abrirse a Nastya, sé que es difícil, pero no sé...